TERCER DÍA DE CAZA DE LA TEMPORADA 25/10/2009


Hoy hemos vuelto a salir al coto de Rosajelo, con la ilusión “destellante” de que los conejos hubiesen aparecido por generación espontánea y que su desaparición en los dos primeros días cazables en ese coto, se debiese a la sequedad y a la falta de hierba.

Amanecer en la dehesa extremeña.

La temperatura al salir del coche para esperar a los demás miembros de la cuadrilla, era muy buena, la ideal para cazar, según mi opinión. Unos 15 grados, que te permiten no pasar calor ni frio, es decir, ir con un jersey y que no te haga falta chaqueta, ni guantes, ni un pasamontañas, etc. Además, la humedad y las lluvias de los días pasados, han hecho que el campo este mejor para que puedan trabajar los perros, y que se estén dejando ver los primeros brotes de hierba.

Cuando llegó la cuadrilla, formada hoy, por Domingo, José, Tomy (“los hermanos” ) Lupas y la novia de Tomy, Ana, que hoy vendría de morralera al igual que el que suscribe, nos montamos en el coche y cogimos rumbo hacia la luna.

Al llegar al cazadero, se vio que iba poca gente ya a cazar, debido seguramente, a la desaparición misteriosa de los conejos. Preparamos todo y a las nueve, como marcan las normas, empezamos a cazar.

Paso el rato, y no se veía nada, algunos gorrioncillos y poco más.

Arroyo de la dehesa extremeña.

Cuando ya había pasado bastante tiempo, en torno a una hora, se dejaron ver las rabaleras grullas, que desagradecidamente nos levantan dolor de cabeza en muchas jornadas de caza, y más allá, a unos 600 metros, se dejan ver las siluetas de las palomas por encima de las encinas y alcornoques ya cargadas de bellotas, pero con la vista que la naturaleza las ha dotado,  estuvieron toda la mañana “mareando la perdiz”,  pero no entraron a tiro de escopeta.

Lupas, vio dos conejos a lo lejos, que se metieron en sus respectivas “bocas”, pero ninguno entro a la distancia adecuada, debe de ser que los tres o cuatro que se hayan quedado, son viejos y por lo tanto, con experiencia.

Después de patear, todo lo que solemos cazar y dirigirnos hacia el coche para tomar el almuerzo y coger carretera y manta, salió un conejo a unos 35 metros, el cual, plomos no se llevo, pero un buen susto no se lo quito nadie,  Domingo es el culpable de ello.

En torno a las 12:30 estábamos comiendo el taco, lo mejor de toda la mañana.

La verdad es que uno se desilusiona, un coto que se ve que ha estado plagado de nuestro amigo  el “lagomorfo” y que de golpe y porrazo desapareció por un toque de “varita”.

Bonito paisaje, dehesa y montaña.

Al terminar esta jornada, nos hemos dado cuenta, que el viaje a la luna no era tan bueno como lo pintaban, quizá fuese un timo. Resulta, que nos lo han vendido como lo más, pero cuando se llega a él, no se encuentra nada más que material rocoso mal colocado, sin vida, y sin saber que aquello que vimos era cierto o no. El donde se encontraran los conejos no lo se, pero que los hombres somos la peor alimaña de la naturaleza lo tengo grabado a fuego en mi frente. Espero que ustedes si puedan disfrutar del “viaje a la luna”.

Salud y buena caza (para los que puedan).

Artículo redactado por: Juan Carlos Calvo (juanillo23)

Anuncios

2 Responses to TERCER DÍA DE CAZA DE LA TEMPORADA 25/10/2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: