Una temporada de caza más…

5 febrero 2012

Una temporada más me ha curtido el cuero, acogiéndome en su regazo, dejándome plasmar mis inquietudes, mis novatadas y mis aprendizajes en su recuerdo.

Ahora que ha pasado, por aquella costumbre humana de no apreciar lo que tenemos, es cuando más la respeto y la valoro. Quizá sean esos enseres melancólicos que abundan a uno cuando se acuerda de esas jornadas entre amigos, de esas faenas perrunas o de esas broncas, que nunca faltan, cuando voy de caza acompañado por mi padre… porque aunque sea la persona que más me enerva cuando llevo la tizona a cuestas, también es la persona que más me sabe entender y que más estacazos se lleva sin tener porqué.

Lee el resto de esta entrada »