El comercio en la caza

25 junio 2012

Hemos escuchado al presidente de todos los cazadores federados, abogar por la caza cifrando los números que anualmente aporta y distribuye en el ámbito rural. En la pasada edición de Ibercaza, la feria de la caza y la pesca de la provincia de Jaén, escuchamos a Andrés Gutiérrez Lara declarar ante la Agencia EFE que la caza generaba en España en torno a los seis mil millones de euros. A priori puede parecer una cifra inflada, pero si lo pensamos detenidamente, veremos que no es así.

Entre sus afirmaciones ante los periodistas, también objetó que la caza creaba 120.000 puestos de trabajo, entre temporales y fijos, y que era una actividad desarrollada por aproximadamente un millón de cazadores, entre los que había 750.000 federados. Cifras importantes para una actividad considerada como uno de los deportes más importantes de nuestro país.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Una temporada de caza más…

5 febrero 2012

Una temporada más me ha curtido el cuero, acogiéndome en su regazo, dejándome plasmar mis inquietudes, mis novatadas y mis aprendizajes en su recuerdo.

Ahora que ha pasado, por aquella costumbre humana de no apreciar lo que tenemos, es cuando más la respeto y la valoro. Quizá sean esos enseres melancólicos que abundan a uno cuando se acuerda de esas jornadas entre amigos, de esas faenas perrunas o de esas broncas, que nunca faltan, cuando voy de caza acompañado por mi padre… porque aunque sea la persona que más me enerva cuando llevo la tizona a cuestas, también es la persona que más me sabe entender y que más estacazos se lleva sin tener porqué.

Lee el resto de esta entrada »


Dejándonos enseñar por lo bueno de los antiguos

29 octubre 2011

Pertenezco a ese tropel que se deja enseñar por los antiguos. Maestros que en muchas ocasiones no pisaron una escuela, pero que aguardan en su lomo una embocadura de sabiduría que maduró durante décadas, dejándose madurar por el tiempo como los buenos vinos.

Más que cazadores, eran víctimas de la caza, ese tipo de caza que permitía llevarte un trozo de carne a la boca y que aportaba unos nutrientes que permitían el desarrollo de las familias. Eran depredadores naturales que conocían las artimañas de la caza mejor que a sí mismos, observando y no dejándose observar, escuchando y no dejándose escuchar. Lee el resto de esta entrada »


Fuma, jode y bebe que la vida es breve

2 septiembre 2011

A partir de la Revolución Agrícola, allá por el año 10.000 a. C, el hombre fue dejando de habitar en el planeta de una forma nómada para reencarnarse en lo que a día de hoy conocemos como Sedentarismo.

El Nomadismo, a través de las migraciones para cazar, pescar o recolectar, permitió que el ser humano se extendiese por todo el planeta. Con la aparición de la agricultura y la ganadería, el ser humano se fue concentrado en una región concreta, surgiendo así las primeras ciudades y produciéndose un gran aumento demográfico.

El resquicio cazador se trasmitió a lo largo del tiempo y a día de hoy quedamos unos pocos bastantes supervivientes que disfrutamos de aquello que llevamos en los genes, de lo que nos hace profundamente humanos, la caza.

Ese resquicio cazador, a través de una extraña mutación, ha ocasionado que en el siglo XXI todavía existan nómadas que ni cazan, ni pescan, ni recolectan. Hablo de aquellos que van de aquí a allá arrendando fincas de caza, exterminándolas para, al año siguiente, dar la patada e irse en busca de otra. Lee el resto de esta entrada »


Las reinas del capitalismo

1 agosto 2011

Con la libertad económica que asienta las bases del capitalismo, modelo económico que, para gustos, sufrimos o gozamos actualmente, se hace indispensable la palabra “autorenovarse“.

Parece ser que si uno no sabe autorenovarse, no tiene valor alguno, y al cabo de los años, se hundirá en la mayor de las miserias. Y no estoy hablando de grandes fortunas, de inmensos capitales privados o del potencial, tan de moda, de los jeques árabes. Con hacer alusión a la plebe, a las masas, al pueblo llano, sobra.

Cómo un gran inepto, el año pasado observé como el agricultor de un latifundio cercano a mi residencia, daba sepultura a las poblaciones de perdiz roja que a lo largo de los años se habían mantenido en la zona.  Éste, tras completar varios cuadernos con complejos algoritmos, decidió, por la buena de Dios, no sembrar y arar la tierra constantemente.  Lee el resto de esta entrada »


Descaste de egoísmo

10 julio 2011

El árido estío acaba haciendo mella en la afición. La erosión va desgastando la roca caliza que marca mis escrúpulos y cuando quiero entrar en el mundo legible, estoy rodeado de escopeteros sin sentido que intentan engañarte, cuál drogadicto que lucha por su dosis, para que su morral acabe superando la treintena.

Un día de descaste de conejos que pasará a la historia por el egoísmo y el afán de cosechar de unos, y por las ganas de pasear la escopeta de otros 😀

Cómo no dice el refrán: Cuánto más conozco a los cazadores, más quiero a mi perro.


Y la perdiz consiguió sacarlos adelante…

19 junio 2011

Un buen amigo me comentó que tenía avistado justo detrás de su casa un nido de perdiz algo especial.

Veréis, la puesta se había realizado en el único lugar posible para su supervivencia en dicho terreno, y eso, en absoluto, aseguraba que no cayesen en manos de cualquier depredador, tanto natural como urbanita, que hacen presencia diariamente en dicho lugar.

Por la izquierda, lindaba con un camino, por la derecha con la tierra arada recientemente y, lindando frontalmente, con la arena vertida por los camiones estos días atrás.

Ayer había quedado temprano con él, y decidimos ir a ver el nido, tras las grandes tormentas y las lluvias torrenciales, barajábamos dos opciones, o la pollada no había salido adelante o ya estarían devorando hormigas por el lindazo de malas hierbas.

Al llegar, sonó un pequeño ruido en señal de huida, dejándose ver para focalizar nuestra atención lejos del nido. Tras los cardos secos, varios huevos eclosionados, pollos y huevos todavía enteros. Dos fotos rapidísimas y en menos de 30 segundos habíamos salido del lugar… Ya habíamos molestado suficiente.

El futuro de esos pollos es incierto, pero una vez fuera del cascarón, posibilidades de sobrevivir tienen…