UN DÍA FANTÁSTICO Y COMPLETO DE CAZA 6/12/2009

20 diciembre 2009

Domingo y yo, habíamos acordado quedar a las cinco y cuarto para partir hacía Extremadura, yo estaba muy ilusionado con este día, ya que en época de exámenes, supondría para mí no sólo una jornada de caza, sino mucho más. Me acosté tarde, en torno a las 2 de la madrugada, y a las 4 me tenía que levantar, el despertador no sonó y debido a ello, baje un cuarto de hora tarde y atacado porque nunca me había pasado esto.

Por el camino íbamos hablando sobre la nueva incorporación, una hembra de pointer con 2 años que han adquiridos los hermanos para criar con Danko, el pointer veterano que tuvo el ataque epiléptico, no esperábamos que el primer día la perra hiciese una faena, ya que pasaba de Málaga a Extremadura, pero a la parte más lluviosa de Extremadura.

Cuando llegamos, saludamos a los hermanos y al compañero Lupas, fuimos a por los perros, Luna, la hembra de pointer, era preciosa, muy parecida a Danko, aunque estaba algo flaca (por lo que me han dicho ya ha cogido peso). Ese día sólo iban a ir perros de muestra, los dos pointer de los hermanos, una bretona y un drahthaar, ambos de Lupas, para ver lo que hacía la perra y porque ese día sólo se iba a cazar pluma.

Al llegar, tuvimos un rato de charla entre la cuadrilla y otro amigo de allí, con el que quedamos siempre para tomar el taco. Después de la charla comenzamos a cazar.

Al rato de empezar, sale una perdiz que no se pudo abatir y se fue tan tranquila. La perra, se movía muy bien, aunque a decir verdad, estaba “mareada” por el monte espeso de Madrigal, la perra no sabia como pasar de una línea a otra, y aparte, estaba descubriendo un montón de olores nuevos, piezas que no había cazado nunca, un terreno más frío y húmedo,  y encima, con amos nuevos.

A los diez minutos de esto, la perra da con el rastro de un faisán, pero este, en vez de apeonar, salió a la carrera veinte metros por delante de la perra, y por más que esta corría no conseguía alcanzarle,  hasta que se aproximo un poco más y el faisán hecho a volar, tras dos disparos, fue abatido.

Según iba pasando el tiempo, todos los perros se iban poniendo a tono, en especial, Luna, que ya le sonaban un poco más los olores de todo y estaba aprendiendo a cruzar de una línea a otra. Pudimos disfrutar de varias muestras a patrón. La primera fue espectacular, la bretona de Lupas hizo una muestra y los dos pointer que pasaban por el lado se quedaron clavados. La segunda, fue menos eléctrica, pero más duradera, estuvimos dos minutos parados a muestra de los perros, esta vez fue el pointer de los hermanos el que se quedó clavado.

Como siempre, destacó el pointer de los hermanos, con unas muestras preciosas, piezas que detectaba con el radar a 20 metros y hacia una muestra, andaba dos metros y otra, en definitiva, una preciosidad y lo dice un muchacho 100% podenquero, que el latir de un perro le vale más que una muestra, pero las cosas como son, lo que es bonito, es bonito. Aquí os pongo unas fotos, de una de las muestras que realizo, en la cual, me dio tiempo a echarle tres fotos y grabar un vídeo de un minuto y medio.

Después de todo este desfile, a comer el taco, charlas entre amigos y a descansar, que por la tarde teníamos pensado ir a ver un partido de fútbol, el del equipo sénior del Madrigal, en el que juegan Tomy y José.

Cuando ya estaba preparado y arreglado para ir a ver el partido, me dice el cuñado de Domingo que si me voy a tirar al zorzal, ya sabéis cual fue mi respuesta.

Al llegar al puesto, el cielo estaba nublado y amenazaba lluvia, eran en torno a las 4 de la tarde. Nos pusimos detrás de un pino, que sería la “pantalla natural”. Empezaron a pasar zorzales, había un buen paso, pero pasaban por las nubes.

El primero que paso a la altura, Fran, el cuñado de Domingo, lo abatió de un certero disparo y yo fui a cobrarlo. Al rato de estar allí, me la dejo a mí, y fuimos alternando todo el rato.

Yo pude tirar a 11 o 12, y abatí 2, el primero fue un tiro a tenazón y el segundo cayó tras dos tiros, el primero vi que le di y cayeron plumas y el otro disparo, lo realicé al ver estas, porque el pájaro ya estaba bastante lejos, pero le di y cayó. Todo hay que decirlo, la mayoría de zorzales que me pasaban bien, no me daba tiempo a tirarlos, porque o bien, salía antes de tiempo y me veían, o cuando debía de salir, ya no me daba tiempo a apuntar, pero ya iremos cogiendo práctica… ¡O eso espero!

Como curiosidad, todos los zorzales que cobramos, fueron alirrojos.

A las 6 decidimos que la jornada de caza, había terminado.

Uno de los mejores días de caza para mí, sino el mejor. Un día muy completo, en el que aprendí que la caza en puesto también es entretenida, y que quizá el día de mañana me sirva de complemento para una jornada de caza, pero que donde este la caza en mano…


CAZA DE FAISÁN

28 julio 2009

Hacía tiempo  que tenía ganas de poneros un vídeo de caza como este, ya que yo me estrene con una faisana. El vídeo no esta rodado en España, pero está muy bien.

Espero, os guste.


EL FAISÁN (PHASIANUS COLCHITUS)

16 marzo 2009

Macho y hembra de faisán (Phasianus colchitus)


DESCRIPCIÓN:

Tenemos que saber, que dentro de la familia del los Phasianus encontramos 34 subespecies, y una de ellas, es la que vive en gran parte de nuestro territorio nacional. A nuestro compañero se le denomina vulgarmente como faisán común.

El dimorfismo sexual es muy acentuado en el faisán: los machos tienen espléndido colorido y una larga cola en casi todas las variedades, mide unos 90cm de largo y su peso oscila entre 1200 gr. hasta 2000 gr. Las hembras, que son de color pardo por la parte ventral, y moteadas en negro y pardo por el dorso, miden unos 63cm de largo y su peso oscila entre los 900 gr. y los 1500 gr.

ORIGEN:

En un principio el faisán no tenía el aspecto actual que conocemos, sino que era más bello y de colores mucho más vivos procedente de Asia. Esta especie fué importada a Grecia, donde desde allí, fué también expandida por toda Europa al mismo tiempo que fué cruzada hasta llegar al estándar actual.

HÁBITAT, COSTUMBRES Y ALIMENTACIÓN:

Por tónica general, el faisán pasa mucho tiempo en el suelo, camina o “apeona” (en el argot cinegético) Su capacidad de vuelo es moderada, no es una ave de grandes vuelos, sino que solo los utiliza para huir del peligro, o cuando quiere posarse en un árbol. Su dormidero es variado según la temporada del año que nos encontremos, así durante la estación favorable pasa la noche en el suelo, en compañía de otros de su especie, y cuando llegan las primeras lluvias primaverales, se encaraman a los troncos hasta mediados de abril, hecho que implica también que sus bajas por predadores terrestres se vean reducidas. El faisán abunda más por el norte y las tierras más húmedas, que por los lares de más sequía y calor, prefiere lugares de árboles grandes, con sotobosque (juncos, retama, brezos…) y con cauces de agua cercanos o pantanos. También agradece mucho que se le crucen por su territorio, pequeños cultivos donde complementar además, su dieta.

El faisán se alimenta principalmente de hierbas (ranúnculos, ciperáceas, yemas de avena, tréboles, coles,…) granos (trigo, mijo, cebada, centeno, guisantes…); bayas (enebros, sabinas, bellotas…); insectos (escarabajos, moscas, mosquitos, libélulas, saltamontes, larvas de hormiga); gusanos, babosas…

REPRODUCCIÓN:

Los faisanes son una especie polígama por naturaleza, cada macho posee un harén de 6 u 7 hembras, a las que suele cortejar por la mañana. El celo les empieza a mediados de Marzo con intensidad de luchas entre los machos. Las hembras, hacen el nido normalmente en los márgenes de un bosque, prado o incluso de zonas húmedas. Pone un huevo cada dos días terminando la puesta a mediados de abril. La primera eclosión tiene lugar en junio, con una posible doble puesta, en caso de desaparición de la otra, de unos 6 u 8 huevos. Apenas nacer, los faisanes ya tienen capacidad de comer por ellos solos, y a los 20 días ya pueden encaramarse en los árboles. Al cabo de dos meses de la eclosión, los polluelos, iguales entre ellos, empiezan la muda del plumaje donde se distinguen ya los machos de las hembras.

Polluelo de faisán (Phasianus colchitus)


OTRAS CONSIDERACIONES:

Cabe destacar, que el faisán es una de las especies denominadas de “caza menor” y su caza en España ha venido siendo habitual en muchos puntos, desde hace muchos años, aun así, no ha sido una especie abundante en todo el territorio. Ha habido zonas, como antes he mencionado, donde su cría ha sido casi imposible o nula, y sus capturas han sido debidas a las sueltas de las entidades cinegéticas. Sin embargo, en otros sitios, sus poblaciones han sido mas que aceptables, llegando a un nivel de especie, tan salvaje y brava como nuestra querida perdiz roja española. Como curiosidad por este animal, decir que soy uno de los “afortunados” que he podido seguir en más de una ocasión, las fases antes comentadas, de los faisanes en plena libertad, gracias al vivir en una zona, donde desde hace muchos años, es especie habitual en nuestros campos.

Artículo redactado por: Roger Mas Donnay (Rugi)