LA NATURALEZA NO ES COMPATIBLE CON LA BASURA

4 julio 2010

El otro día tuve el honor, el gusto o como lo queráis considerar de pasar un buen día en la naturaleza, concretamente en el río Alberche, con mis padres y mis dos perros. El único pero que le puedo poner a esos días, es la basura que allí suelta la gente y que a medida que avanza el verano se va acumulando en mayor medida, lo que además de la contaminación del agua y del suelo, y del daño paisajístico, puede hacer que se produzcan incendios forestales.

Me parece una vergüenza el ver esto en medio del monte, a mí siempre me han inculcado el recoger todo y no dejar nada en el campo, lo guardo en una bolsa y ya lo tiraré, y la verdad es que no cuesta nada.

Ya que todo empezó por un día en el río, os voy a dejar un documental de la contaminación de las aguas.


¡LA PENÍNSULA IBÉRICA EN LLAMAS!

10 agosto 2009

Este año ha sido y está siendo catastrófico en cuanto a incendios se refiere. En lo que va de año se han producido unos 10.000 incendios, de los cuales 22 han sido mucho más grandes que los demás, ya que han ocupado casi la mitad de los territorios quemados, unas 70.000 ha.

Esto no sólo produce daño a la naturaleza y a la vista sino también al bolsillo, ya que se han perdido unos 400 millones de euros ¡Casi nada!.

Yo pienso que el organismo correspondiente debería tomar cartas en el asunto y empezar a preparar y cuidar más y mejor el campo que tenemos. Hay muchas zonas que son más peligrosas por las especies de flora que hay, que les gusta quemarse, como el pino mediterráneo y sin embargo no están bien cuidadas lo que hace que sea más posible que ardan.

Aquí os pongo las previsiones  de incendios que había y hay para este verano…

Por otro lado, tenemos que agradecer la ingrata labor que hacen los bomberos forestales, que todos los años se juegan el pellejo por nuestros campos. ¡MUCHAS GRACIAS!

Artículo redactado por: Juan Carlos Calvo (juanillo23)


INCENDIOS FORESTALES

27 junio 2009

Incendio forestal

Hace unos días, en uno de mis paseos con bicicleta por el poco campo que queda en Fuenlabrada, deslumbré la “v” que forma un arroyo (que llevaba un par de meses sin nada de agua y lleno de vegetación) totalmente arrasado por el fuego.

La imagen me traumatizo bastante, y no sólo por el hecho de ver todo negro. Lo que más me afecto, fue ver, como 5 conejos, tres de ellos gazapos, en escasos 100 metros, al verme salían corriendo (hasta aquí todo normal) y resbalaban por la pendiente de unos 40 grados debido a las cenizas. Normalmente, al estar cubierto de vegetación tenias suerte si veías uno o a lo sumo dos conejos, pero al no tener la cobertura natural los deja a la vista, tanto de los humanos, como de cualquier predador.

Al ver esto, la sensación que tuve, no me dejo otra opción, que volverme para casa con “las orejas gachas y el rabo entre las piernas” como dirían en la tierra de mi madre.

Mientras venia para casa andando, porque ya no me apetecía montar en bici, vine pensando las imágenes desoladoras que tienen que dejar en el campo los grandes incendios forestales. Por gracia o por desgracia, yo no he vivido ninguno porque vivo en ciudad pero tiene que ser algo terrible, que te tiene que dejar la moral por los suelos durante mucho tiempo.

Lo gracioso de este tema, es que muchos incendios son provocados, sobre todo los típicos que se dan ahora de quemar pastos y que acaban arrasando con zonas cercanas que no son de cultivos.

Después están los típicos incendios “involuntarios” que suelen ser provocados por cristales, vidrios y demás. La gente que “ama el campo”, va de picnic y deja todo tirado por allí, tanto restos plásticos, como de botellas y demás, son los culpables.

En definitiva, como el panorama siga así vamos bien, el poco campo que tenemos, lo fastidiamos.

Voy a acabar poniendo una serie de pautas que debemos de seguir para evitar los incendios forestales:

-No encender fuego bajo ningún concepto en la época de alto riesgo de incendios, que  abarca desde junio hasta noviembre.

-No arrojar colillas, cerillas y demás elementos que están o pueden entran en combustión.

-Comunicad a las autoridades correspondientes las zonas en las que se han depositado o se están depositando residuos, es decir, vertederos improvisados.

-No dejar residuos en el campo ya que con el sol, determinados materiales pueden provocar incendios.

-En caso de que el incendio ya se haya producido, avisar a las autoridades pertinentes:  teléfono de emergencia (112) o a la guardia civil (062)

Aquí, os pongo un vídeo que a las generaciones anteriores a la mía os sonará:

Artículo redactado por: Juan Carlos Calvo (juanillo23)