LA CAZA EN MARRUECOS

9 octubre 2009

Cotos de caza:

Para mantener y mejorar los recursos de caza, el Alto Comisionado para los Bosques y la lucha contra la desertificación, en el contexto de una política de fomento, organiza los terrenos de caza (cotos de caza), para las asociaciones y sociedades de caza. Ellos se encargan de hacer los ajustes que pueden contribuir al desarrollo de las especies de caza. Los administradores son conscientes de la necesidad de  proteger los hábitats de la fauna silvestre, y de su mantenimiento, con interés  por su durabilidad.

Los cotos de caza han crecido durante la última década, debido, principalmente, a la concienciación sobre la importancia, cada vez mayor, por parte de los cazadores y los conservacionistas, de la protección y aprovechamiento de los recursos naturales.

El coste de los estudios del campo, hechos para mejorar los hábitats de las especies cazables por los cazadores, son costeados por el departamento. Cada año invierten cantidades muy importantes para la conservación de los hábitats de caza y su rehabilitación, además de en las zonas de sus alrededores.Los resultados de los estudios, junto con los, cada vez, mayor número de cotos de caza, alentó a la Alto Comisionado para los Bosques y de Lucha contra la Desertificación, a invertir más en esta política. Sin embargo, las acciones de gestión y seguimiento de la gestión de estas áreas deben ser fortalecidas e impulsadas, para garantizar los resultados políticos sobre los derechos de caza, conservación y desarrollo de los recursos.

Durante la última década, el área casi se ha triplicado (cotos de caza); actualmente, supera las 2.150.000 hectáreas, distribuidas entre los 393 lotes de las asociaciones de caza, 32 edificios rurales y 76 lotes de turismo de caza. Para la temporada 2006/2007, se aumentó el número de área  (cotos de caza) en 99.643 hectáreas más, divididas en; 42 lotes para las asociaciones de caza (74.295 ha), 4 para las propiedades rurales (2.672ha), 2 lotes provinciales (3.400ha) y 10 lotes para la caza de turismo (19.276ha).

Cabe señalar que el Alto Comisionado para la Silvicultura y la Lucha contra la Desertificación, ha llevado a cabo los procedimientos de revisión de la ley sobre los derechos de caza, para garantizar una mayor transparencia en la concesión de licencias, sobre la base de las normas establecidas con sus asociados, a saber: Real Federación Marroquí de Caza y la Asociación de Organizadores de la caza para turistas (ACOHL).

Dos condiciones especiales (CPS) para la explotación agrícola a través de las licitaciones se han preparado en consulta con los socios pertinentes (Real Federación Marroquí de Caza y la Asociación de Turismo de Caza); uno se refiere a la Lotes de la caza de turismo, y otra, para las asociaciones de caza.

Cazador y perro

Caza turistica :

Con el fin de desarrollar el turismo de caza, muchos de los lotes se arriendan a empresas especializadas en la organización de turismo de caza. Estos lotes grandes y variados, permiten a los turistas la caza de varias especies, con la excepción de las especies protegidas.

El turismo de caza en Marruecos aumenta cada año,  gracias a los muchos incentivos ofrecidos por el departamento de industria.

Actualmente, operan 31 empresas de turismo de caza en el campo y organizan el deporte de la caza para los turistas de diversas nacionalidades.

La actividad, de mucha importancia, tanto nacional como internacionalmente, se lleva a cabo en casi un millón de hectáreas de terreno, para el disfrute de 3.000 turistas cazadores.

LA CAZA TRADICIONAL

Cetrería:

La caza con el halcón o aves de cetrería es el arte de capturar especies cazables en su estado natural a través de aves de rapiña especialmente formados para este propósito.

Esta mezcla de arte con la vida silvestre, es patrimonio cultural de inestimable valor en Marruecos. Todavía se realiza de modo tradicional en la región de Doukkala.

El Alto Comisionado para los Bosques y la lucha contra la desertificación  se encarga de la emisión de permisos para cetreros, que se encuentran organizados en asociaciones, para que puedan mantener los halcones necesarios para la práctica de este arte.

El halcón peregrino es la especie más utilizada en Marruecos.

Caza con halcón en Marruecos

La caza con galgos:

Se trata de capturar especies cazables en la naturaleza con una jauría de perros. Esta práctica es muy antigua. Se realiza una vez, por los jefes de algunas tribus para celebrar actos religiosos y culturales, especialmente después de la temporada de cosecha.

Actualmente, este método de caza se permitirá con carácter excepcional para cazar chacales y zorros, en los lugares donde el daño es cometido por estas dos especies de animales.

Caza con galgos en Marruecos

ESPECIES AUTORIZADAS

Las principales especies de caza en Marruecos, son:

Jabalí (Sus scrofa):

Esta es la única especie de caza mayor que se permite cazar en Marruecos.

El jabalí principalmente frecuenta los bosques densos. Principalmente nocturnos, se mueven al atardecer. Vive en manadas o grupos familiares. Los machos viejos son solitarios.

La caza del jabalí se inicia en octubre y se cierra a finales de febrero. Está abierto todos los días durante la semana excepto los viernes para los cazadores nacionales y extranjeros residentes, con una cuota de un animal por cazador y día.

La caza está permitida bajo la supervisión del personal forestal.

Jabalí (Sus scrofa)

Perdiz moruna (Alectoris barbara):

Ésta es la principal especie que constituye la sustancia de la caza de Marruecos. Se encuentra en casi todos los lugares, en entornos tan variados como los bosques, llanuras agrícolas, las semi-áridas estepas y los oasis del Sahara. Es una especie de reproducción común.

Su época de reproducción se extiende de febrero a julio. Las especies de perdiz de tipo moruna, son las más apreciadas por los cazadores. El período de caza comienza a principios de octubre y se cierra a finales de diciembre.

La caza al salto es el único método autorizado. Las poblaciones de perdiz son inestables, debido a una brusca disminución causada por la caza furtiva, la degradación de los ecosistemas, la depredación y perturbación.

Perdiz moruna (Alectoris barbara)

Conejo (Oryctolagus cuniculus):

Generalizado en todas las partes de la parte norte de Marruecos, el conejo prefiere cultivos de secano a lo largo de terraplenes y terreno suficiente para cavar madrigueras.

Se permite la caza del conejo, de octubre a finales de diciembre los domingos y festivos nacionales.

Siendo una especie de plaga, el reglamento permite a los forestales y a los cazadores  la caza de conejo para el control de la población.

Conejo (Oryctolagus cuniculus)

Tortola común (Streptopelia turtur):

Se encuenta mayoritariamente en los países del norte de África, gran parte de Europa y pasa el invierno en África tropical y en el África subsahariana.

Durante su estancia en Marruecos, busca los bordes de los bosques, setos, naranjos, olivos y protección contra el viento en las proximidades de las zonas cultivadas.

La caza de palomas está abierta de junio a julio en la región de Souss Massa-Draa; en julio-agosto, para la región norte, y de junio a agosto para el resto del país. Muchos turistas van a cazarla. Se practica el acecho en la mañana, al amanecer y al atardecer.

Tortola común (Streptopelia turtur)

Codorniz (Coturnix coturnix):

Se trata de una cría de las aves migratorias, que, en parte (10% de la población) pasa el invierno en Marruecos. Se pasa el invierno en el Sáhara y el África occidental. En la primavera, que abarca a todo el país, se encuentra en las zonas de regadío, principalmente en la llanura de Tadla y Haouz y las provincias costeras.

La caza de codornices en la apertura de octubre y se cierra a finales de febrero. Solo está permitida cazarla con perro. Está prohibido cazarla en el interior del bosque.

Codorniz (Coturnix coturnix)

Ánade real (Anas platyrhynchos):

El pato es el animal que tiene la gama más amplia en el mundo. Se trata de un parcial de poblaciones migrantes, incluidos los sedentarios o migratorios irregulares durante todo el curso.

En Marruecos, el ánade real está presente en todos los humedales (pantanos , pequeños estanques, lagunas naturales, grandes presas …).

El ánade real es un interés de caza de gran tamaño. Su caza está abierta a principios de octubre y se cierra a finales de diciembre.

Ánade real (Anas platyrhynchos):

La agachadiza común (Gallinago gallinago):

La agachadiza común llegan a Marruecos a finales de septiembre, pero no hasta mediados de octubre se pueden observar los altos niveles en los pantanos de Tánger, y Loukkos Arbaoua y en de la laguna de Moulay Bousselham y los arrozales de Gharb.

Pasan el invierno en Marruecos y dejar al final del invierno para llegar a sus lugares de desove. La agachadiza común es una caza de aves migratorias de interés grande. Es muy apreciado por los cazadores y turistas, dada la dificultad de los disparos.

La temporada de caza de la agachadiza común se extiende desde la fecha de la apertura general de la temporada, hasta finales de febrero.

Gallinago gallinago

Bueno, este artículo está hecho por Mounir Ghorri, como veréis es un buen artículo y desde aquí le doy las gracias de corazón, ya que no sólo tiene la dificultad de los contenidos, sino también el “extra” del lenguaje, ya que su lengua natal no es el castellano. Es un texto muy interesante, ya que muestra cómo es la caza en Marruecos, como se preocupan por ella allí, los tipos de caza que desarrollan y las especies cinegéticas.

También le doy las gracias desde aquí a Xuso, por ayudarme en la fusión del artículo.


ESPECIES INVASORAS

26 julio 2009

Ayer por la mañana, mientras esperaba el autobús con mis amigos para pasar un día de ocio en la piscina, fui a coger un periódico que se reparte en Fuenlabrada gratuitamente, “Gente”.

Cuando lo cojo, me doy cuenta de que en la portada aparecían dos pajarillos que me sonaban peculiares, empiezo a leer el titular que decía así: “Cotorras ocupas en Polvoranca”

Polvoranca es una de las pocas zonas verdes (por llamarlo así) que queda por la zona sur de Madrid, consta de un lago y mucho terreno en el que pasar un buen día un poco alejado del típico paisaje de ciudad.

Bueno, a lo que voy, en la imagen del periódico salían una pareja de cotorras argentinas (Myiopsitta monachus), también conocidas como cotorrita de pecho gris. Estos pájaros no perteneces a la fauna autóctona de la Península Ibérica y ni mucho menos de Polvoranca. Yo, ya sabía que estas aves habitaban por allí, ya que suelo ir con la bici y es muy fácil verlas.

La cuestión es el daño que pueden producir, por lo visto, este ave come mucho con lo que puede desplazar a otras especies que habitan aquí y encima construye unos nidos muy grandes que pueden llegar a pesar 50 kg. ¿Cómo han llegado hasta aquí? Pues, lo que es seguro es que no han llegado volando y casi seguro que se han escapado de alguna casa o han sido soltadas ilegalmente por alguien que ya no las quería.

Cuando termine de leer el artículo, me vino a la cabeza el daño que pueden producir todas estas especies. ¿A quién no le viene a la cabeza alguna especie invasora que ha hecho verdadero daño a nuestras especies? Mismamente, yo puedo mencionar varias, el cangrejo americano (Procambarus clarkii) ha desplazado al cangrejo autóctono (Austropotamobius pallipes) hasta el punto que este último está considerado en peligro de extinción. La tórtola común (Streptopelia turtur) está siendo desplaza por la tórtola turca (Streptopelia decaocto).

Entonces, si sabemos que no hace nada bueno para la flora y la fauna autóctona ¿Por qué soltamos especies extranjeras? Yo tengo varias respuestas:

-Somos tremendamente irresponsables con estas cosas.

-Sobretodo con animales, pasa que los compramos creyendo que son muy bonitos, que no ensucian, que no hacen ruido y demás y claro a la hora de irnos de vacaciones son un estorbo y los soltamos porque ya no los queremos. Todos sabemos que esto se produce todos los veranos.

-No sabemos el daño que hacen o si lo sabemos hacemos como sino lo supiéramos.

En definitiva decir, que tenemos que tener cuidado con todas estas especies si queremos conservar nuestra fauna y flora, ya que cada día hay más especies introducidas. Por otra parte, mencionar, que tenemos que ser maduros con cualquier especie que tengamos ya que no podemos dejarla abandonada a las primeras de cambio, ya que antes de tenerlo hay que saber los pros y contras que tiene y si se quiere tener hay que afrontarlas.

Artículo redactado por: Juan Carlos Calvo (juanillo23)